Palabras mágicas

A la hora de hablar de cortesía y generar un buen clima de convivencia, existen una serie de palabras cuando nos comunicarnos con los demás que han pasado en muchas ocasiones a un segundo plano.

Palabras con valor, con esencia, que podemos calificar de mágicas y que con su uso se favorecen las relaciones sociales mientras a su vez potenciamos una muestra de atención con las personas con las que interactuamos en nuestro día a día; por favor, gracias, disculpe, hola y adiós.

Y ya que estas palabras mágicas se aprenden desde pequeños, y a través de la creatividad mimética en la que copiamos todo lo que vemos de nuestros superiores, serán los padres y educadores los responsables de enseñar la fuerza que estas 5 palabras suponen, en una respuesta acorde, en una sonrisa de vuelta y en la resolución de un problema sin mayor consecuencia.

Analicemos cada una de ellas y cómo utilizarla correctamente.

Hola: cuando llegamos a algún lugar o llega otra persona al lugar en el que nos encontramos, es una fórmula coloquial de hacerte ver y hacer ver que estas atento a quienes llegan.

Adiós: al igual que saludamos al entrar, cuando nos marchamos nosotros o alguien que se encuentra en la sala, también hay que despedirle, siendo adiós la formula mas habitual para ello.

Por favor: siempre que pidamos algo, debemos utilizar estas dos palabras para ello. muestra de respeto  y educación.

Gracias: cuando pidamos por favor y nos hayan dado lo que habíamos pedido,  deberemos corresponder con un gracias.

Perdón:  si hemos cometido algún error o hemos hecho algo mal, pedir disculpas diciendo perdón o perdone será lo mas adecuado, siendo una muestra de rectificación y respeto.

Estos vocablos que forman parte de la comunicación verbal, deberán utilizarse con una fórmula de comunicación no verbal acorde. El decir estas palabras es importante, pero el cómo se dicen también. Usar un tono medio, una sonrisa cuando decimos por favor, hola, gracias y un gesto mas serio con el disculpe y el adiós, ayudarán a que estas palabras mágicas hagan todo su efecto.

Por tanto, desde Little Etiqueta defendemos el uso de las 5 palabras mágicas, términos tradicionales que significan educación, tolerancia y compromiso con los demás.